Migrantes se quejan de comidas ‘podridas’ en refugios de Nueva York -

Migrantes se quejan de comidas ‘podridas’ en refugios de Nueva York

Share:

Eric Adams y el jefe del hospital que ahora dirige el albergue en el Row Hotel insisten en que la comida no tiene nada de malo.

Crudo, frío y caducado. Así es como los refugiados que viven en el Row Hotel en Manhattan describen la comida que les sirve la ciudad.

Los que están alojados en el hotel de Times Square señalan la pasta cubierta con cucharadas de grasa y las albóndigas congeladas en el medio cuando se sirven. También están presionando al personal del refugio que le dijo al New York Post que están desperdiciando el dinero de los contribuyentes al negarse a comer las comidas gratis.

“A veces la comida huele mal. Está podrida. Y cada vez que los niños comen, es como si tuvieran una intoxicación alimentaria”, dijo una madre, Diana, que se hospeda en el refugio con sus dos hijos.

Pero el alcalde Eric Adams insinuó el jueves que la comida no es el problema, sino que los migrantes solo están siendo quisquillosos.

“La gente puede tener un gusto cultural diferente por ciertos alimentos; no podemos hacer eso. Solo podemos proporcionar alimentos nutritivos para las personas”, dijo.

Adams y el jefe del hospital que ahora dirige el albergue en el Row Hotel, que se ha convertido en el hogar de cientos de inmigrantes latinoamericanos, insisten en que la comida no tiene nada de malo. Pero una carta enviada el mes pasado desde el Hospital Harlem le pide al Row Hotel que transfiera a una familia debido a las preocupaciones de los padres de que “los niños perdieron peso debido a los recursos alimentarios limitados”.

Una madre de tres hijos dijo que “no se trata de lo que les gusta o no les gusta a mis hijos. Si la comida fuera comestible, haría que la comieran”.

En los últimos meses, la ciudad ha tenido que luchar para albergar a miles de migrantes transportados en autobús desde la frontera, utilizando hoteles de emergencia como destinos de refugio, muchos de los cuales no tienen instalaciones para cocinar.

Otra madre, Rosalina, dijo que su refugio en la calle 32 rechazó una solicitud por escrito del pediatra de su hijo, luego de que Anthuan, de 4 años, sufriera una enfermedad aguda. El médico pidió al albergue que le proporcionara comida blanda y vivienda con cocina.

En un comunicado, el pediatra de Anthuan, el Dr. Kendall Rao, dijo que “entre los pacientes pediátricos que buscan asilo que he estado viendo, ha habido un aumento en la cantidad de niños que informan problemas gastrointestinales, como falta de apetito, náuseas, vómitos, diarrea y estreñimiento”. Muchos de estos niños pequeños parecen estar teniendo dificultades para adaptarse a la comida aquí. Parece estar causando un shock en sus sistemas digestivos en desarrollo”.

Anthuan dice que le sigue diciendo a su mamá que tiene hambre y le pregunta qué tienen para comer en su nuevo hogar temporal. La clínica donde trabaja el Dr. Rao ha atendido a más de 150 niños refugiados desde el comienzo de la crisis migratoria.

La concejal de la ciudad Julie Won, quien preside el Comité de Contratos, dijo que la ciudad está matando de hambre a algunos de los hoteles, pagando solo $3- $4 por persona por día por comida.

“¿Puedes imaginar lo que eso significa, si son $3.44 por tres comidas, qué significa eso por plato? ¿Cuesta $1 y algo de centavos? ¿Puedes imaginar cuáles deben ser los comestibles para crear esa comida? ¿Qué estás comiendo? ¿Qué le estás dando de comer a la gente?” preguntó Won.

La concejal dijo que planea realizar una audiencia sobre el tema.

Una portavoz del alcalde Adams dice que a todos los huéspedes de los hoteles se les ofrece una selección de alimentos que refleja sus dietas y se prepara el mismo día para garantizar la frescura. Dicen que se encuestó a todos los invitados sobre sus preferencias de comida y que la ciudad intentará evitar el desperdicio en el futuro ordenando solo la cantidad de comidas que los residentes dicen que quieren.

Previous Article

41 migrantes deportados a Tijuana es el saldo tras nueva política migratoria de EU

Next Article

Miles de migrantes a la deriva en las ciudades más peligrosas de la frontera mexicana

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *