Fin de operaciones de “La Bestia” pone a migrantes en manos de traficantes -

Fin de operaciones de “La Bestia” pone a migrantes en manos de traficantes

Share:

Este fin de operaciones ha obligado que los migrantes recurran a medidas cada vez más peligrosas para llegar a Chiapas o Veracruz, entre ellas, tener que contactar a traficantes y organizaciones criminales que han tomado el lugar del enorme tren.

La cancelación del tren de carga conocido como “La Bestia”, que hasta agosto de 2020 era el principal transporte que miles de migrantes usaban para alcanzar los Estados Unidos, ha provocado que miles de migrantes se queden estancados en Tenosique, ciudad a orillas del río Usumacinta. Además, ha obligado que recurran a medidas cada vez más peligrosas para llegar a Chiapas o Veracruz, entre ellas, tener que contactar a traficantes y organizaciones criminales que han tomado el lugar del enorme tren.

Muchos de los que esperan en Tenosique buscan tramitar el permiso temporal de estancia por razones humanitarias, esperando que su avance hacia el norte tenga menos peligros, que los lleve lejos de tener que pagar miles de pesos a “guías” o coyotes coludidos con el crimen organizado, además de disminuir el riesgo de ser víctimas de robo, secuestro o extorsión.

De acuerdo con datos de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar), en 2022 Tabasco se colocó como la cuarta entidad con más solicitudes de asilo, con 5 mil 719, detrás de Chiapas, Ciudad de México y Veracruz. Durante el primer semestre de 2023 ya suman 4 mil 488.

Por los puntos de entrada irregulares que se identificaron en Tenosique ingresan todos los días migrantes centroamericanos, especialmente venezolanos, nicaragüenses, cubanos y de otros países. En sus planes estaba seguir la llamada ruta del Golfo: Tabasco-Veracruz-Tamaulipas, que es el trayecto más corto hacia Estados Unidos, sin embargo, también el más peligroso debido a que está controlado por el crimen. Ahora, la mayoría se dirige a Palenque, Chiapas.

Integrantes de Mujeres, Organización y Territorios Moots, recuerdan que antes de que empezaran las obras para el Tren Maya, cuando aún operaba La Bestia, solía sonar un fuerte silbato en el albergue La 72: anunciaba que el tren estaba cerca. Al abrirse las puertas del albergue salían personas que de todos lados corrían buscando poder subir, pues el tren no se detenía en ningún momento.

Hoy, ya sin el tren, deben transitar el corredor migratorio, por ahí cruzan las comunidades fronterizas con Guatemala. Ya allí comienza otra ruta llena de peligros rumbo a Palenque, Chiapas y Veracruz. Esto ha provocado un incremento en el tráfico de personas, los habitantes de esos puntos de entrada han encontrado una fuente de recursos en este delito. Normalmente un viaje cuesta 300 pesos de La Palma a Tenosique, sin embargo, para los migrantes hoy puede llegar a costar más de 5 mil pesos.

Alejandra Conde del albergue La 72, admite que entre algunas comunidades, es bien conocida la presencia del narco, el tráfico de personas y la colusión con autoridades. Tan sólo en la ruta de La Palma, “más hacia el fondo hay un poblado en el que nosotras no entramos, pero cuando hemos ido, hemos visto las camionetas con gente pasar, con entre 30 o 40, y sabemos que es el crimen organizado”.

Los enganchadores incluso son vistos frente al albergue La 72. “Desgraciadamente por pandemia y todo esto, enfrente se empezaron a posicionar pequeños locales de comercio, que son pantalla, porque les ofrecen trabajo a las personas migrantes, les dicen que es una oportunidad muy buena, pero los van enganchando, les comentan que podrían seguir su camino, les ofrecen viajes y empieza el coyotaje”, declaró Alejandra.

Con información de La Jornada Veracruz

Previous Article

Boyas antimigrantes en el Río Bravo disparan ganancias de coyotes

Next Article

Detenciones de migrantes en la frontera sur de EE.UU. aumentaron 33 % en julio

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *