“No nos quieren”: El drama de migrantes venezolanos -

“No nos quieren”: El drama de migrantes venezolanos

Share:

Tras el desalojo de los migrantes venezolanos de su campamento en la frontera de Ciudad Juárez y El Paso Texas, la mayoría sigue en la incertidumbre.

Justo en el borde del Río Bravo, en la frontera de Ciudad Juárez y El Paso Texas, el campamento de los migrantes venezolanos quedó hecho trizas, luego de que las autoridades realizaran el desalojo de 500 personas, hoy muchos buscan cómo pasar al otro lado de la frontera, no quieren quedarse en México, mucho menos regresar a su país.

Tras el desalojo del domingo, la mayoría de los migrantes venezolanos decidieron no quedarse en los albergues, por lo que intentaron ocupar un pequeño parque que está frente al muro fronterizo, del lado mexicano; pero hoy, desde temprano decenas de policías municipales llegaron a cumplir una orden; no permitir un asentamiento irregular de migrantes en la frontera de Chihuahua.

Entre columpios, resbaladillas, sube y baja y algunos juguetes de niños, se observan los restos de un campamento que no será más; una casa de campaña abandonada, cobijas, paquetes de ropa que alguien ocupó, bolsas y unos cuantos migrantes desconcertados.

Mientras, los municipales, elementos del Instituto Nacional de Migración (INM), de Protección Civil estatal y municipal, la Guardia Nacional y policías estatales vigilan de forma permanente el lugar en donde los venezolanos instalaron su primer campamento.

Hoy, los migrantes venezolanos buscan cómo salir de la incertidumbre, un trabajo, algo que les permita subsistir en tanto puedan ingresar a Estados Unidos, rechazan resguardarse en los albergues porque dicen que ahí no los dejarán hacer nada.

“En los albergues, después de una semana y si las autoridades mexicanas quieren nosotros salimos a la calle, y segundo ellos no me van a dejar salir a trabajar por mis propios medios, por mi propia cuenta, quieren que yo trabaje con el salario mínimo de aquí y yo con el salario mínimo de aquí no le voy a trabajar a nadie”, asegura uno de los migrantes venezolanos desalojados.

“No sabemos para donde ir pero todo a la voluntad de Dios”, revela otro más desconcertado mientras amarra sus zapatos para continuar su andar.

Una joven originaria de Tinaquillo, Venezuela agrega: “Nos tienen aquí, nos tienen pasando trabajos, son malos, son malos, nosotros no queremos México, que nos acepten allá dentro, queremos estar en Estados Unidos. No nos quieren, nos corren de todos lados, nos tratan como animales, como si ellos no tienen familia”, (sic).

Conmovida y cargando su maleta envió un mensaje a su familia: “Que los quiero y que seguiré luchando para pasar”.

Ya no más asentamientos migrantes

“Las personas que estaban enfrente empezaron a realizar un campamento de este otro lado de la calle entonces, ahorita vamos a recoger la basura ya se convenció a varias personas de ingresar a los albergues, afortunadamente ayer estuvieron cerca de cien personas y ya les están informaron que son espacios seguros, que son espacios muy dignos en donde se les ofrecen muchos servicios. Están por llegar vehículos de la Comisión Estatal de Población para trasladarlos a los albergues de manera voluntaria”, indicó Santiago González Reyes, director de Derechos Humanos de Ciudad Juárez.

En tanto, Roberto Briones, director de Protección Civil de Ciudad Juárez, indicó que se está evitando poner carpas en ese parque la ciudad y los están invitando a los albergues temporales que tienen espacio para ellos.

“La intención es que ya no se pongan en ningún punto, por la seguridad y protección de ellos y sus familias, podemos ver que hay niños, vienen bajas temperaturas, viene el frente frío número 12, entonces es la instrucción que tenemos, protegerlos y ofrecerles espacios dignos para ellos y sus familias”, insistió el funcionario municipal.

Previous Article

SSP detiene a 98 migrantes “irregulares” y arrestan a Coyote por tráfico de personas

Next Article

Desalojan de forma violenta a migrantes venezolanos del campamento instalado en Ciudad Juárez

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *