“Antes nos robaban, ahora nos matan”: así es la “la ruta del terror” de México donde fueron secuestrados 49 migrantes -

“Antes nos robaban, ahora nos matan”: así es la “la ruta del terror” de México donde fueron secuestrados 49 migrantes

Share:

Los peligros de la carretera que va de Matehuala a Saltillo, en el norte del país, donde las autoridades siguen buscando a dos conductores secuestrados.

La carretera federal 57 en México, donde esta semana fueron secuestrados 49 migrantes —ahora rescatados— y dos choferes de autobús —quienes siguen desaparecidos—, es una de las principales vías del norte del país, pero entre los camioneros se le conoce como la “ruta del terror”, por su alta peligrosidad.

Tan solo un mes antes, grupos criminales que operan en la zona raptaron a más de 120 migrantes que transitaban por la carretera 57. Según expertos y transportistas consultados por Noticias Telemundo, la inseguridad se ha convertido en un fenómeno que impera en esa ruta.

“Tenemos esta carretera que va de Matehuala [San Luis Potosí] hacia Saltillo [Coahuila]. Viene saliendo de San Luis Potosí y se interna en Nuevo León y en concreto en el pedazo que corresponde al municipio de Matehuala, ahí se han estado presentando bastantes secuestros similares al que tuvimos de los 49 migrantes”, dijo el doctor José Andrés Sumano, investigador del Colegio de la Frontera Norte, especializado en migración.

Desviación hacia Los Medina sobre la carretera 57 en Nuevo León, México.
Desviación hacia la comunidad de Los Medina sobre la carretera 57 en Nuevo León, México, donde fue abandonado el autobús que transportaba a los 49 migrantes y dos choferes secuestrados en el norte de México.

El experto indicó que hay bandas delictivas que operan en la zona y están dedicadas al robo de camiones de carga y al secuestro de migrantes para extorsionarlos.

“Estas bandas delictivas saben que por esa carretera cruzan muchos migrantes y que buscan llegar a la frontera por la ruta más rápida que hay desde Centroamérica hasta Estados Unidos, que es a través de Matehuala y luego a Tamaulipas, a las ciudades de Laredo, Reinosa y Matamoros”, afirmó Sumano.

El investigador también dijo que las autoridades deberían proveer más protección para quienes transitan esta ruta. “No estamos hablando de una carretera poco transitada, de una vía rural (…)”, dijo. “Es una carretera importante y debería estar protegida”.

“Antes nos robaban, ahora nos matan”

Pero el fenómeno de la inseguridad en esa zona afecta más allá de los grupos vulnerables como los migrantes indocumentados, alcanzando también a empresarios y “ciudadanos comúnes y corrientes”, dijo a Noticias Telemundo José Luis López Hernández, delegado en San Luis Potosí de la Comisión Nacional de Transportistas (Conatram).

“¿Por qué le decimos la ruta del terror? Por los hechos que han estado sucediendo. Este es un tramo donde ha habido secuestros de personas, no solo de migrantes, sino de ciudadanos comúnes y corrientes que viajan por la carretera”, contó por teléfono López, quien ha trabajado como transportista en esa región del centro-norte de México desde hace 40 años.

Los delincuentes “alcanzan a los conductores en camiones o camionetas y se les cierran para obligarlos a salir del camino”, luego los bajan de su vehículo apuntándoles “con armas largas”, dijo López. Mientras los delincuentes descargan la mercancía de los camiones, los conductores normalmente permanecen secuestrados. Pero a veces su suerte es peor, relató.

“En ocasiones [los chóferes] han perdido la vida. Antes nada más nos robaban, ahora nos matan”, dijo López, quien también denunció que ha sido víctima de los delincuentes: “Yo tenía 18 camiones. Me quedan solo cinco camiones. Todos los demás me los han robado”.

Según los cálculos de López, quien recibe reportes de cientos de conductores y propietarios de vehículos afiliados a Conatram en la región potosina, se producen en promedio entre uno y dos robos de camiones de carga cada día. Esta realidad, se queja, no se refleja en las estadísticas.

“Oficialmente no hay un número, nadie nos lo da. Antes, cuando existía la Policía Federal [1999-2018] las autoridades hacían reportes mensuales de cuántos robos había habido, cuántos accidentes. Ahora ya no existe eso, ni siquiera tenemos reuniones con la Guardia Nacional”, lamentó el líder transportista.

La Guardia Nacional es el cuerpo de seguridad federal que creó el presidente, Andrés Manuel López Obrador, a principios de su Gobierno en 2018 con algunos miembros de la antigua Policía Federal y miles de policías militares, lo que ha sido tildado por los críticos de la medida como una maniobra de militarización de la seguridad pública.

Esa nueva fuerza anunció que enviaría más agentes para patrullar la carretera 57 tras el secuestro de decenas de migrantes en abril. Sin embargo, transportistas como López aseguran que su presencia en el camino sigue siendo casi nula.

Noticias Telemundo envió una solicitud de comentario a la Guardia Nacional por correo electrónico pero no obtuvo una respuesta inmediata.

Sigue la búsqueda de dos choferes

Las autoridades mexicanas informaron este jueves que ya localizaron a los 49 migrantes que viajaban en un autobús cuando fueron interceptados por grupos criminales en el límite de los estados de San Luis Potosí y Nuevo León, pero que aún siguen buscando a los dos operadores del autobús.

El secretario de la Defensa Nacional, el general Luis Cresencio Sandoval, aseguró este jueves en rueda de prensa desde el Palacio Nacional, en Ciudad de México, que la prioridad es encontrar a los transportistas: “Por eso hemos mantenido el operativo”, refirió.

El Gobierno mexicano desplegó cientos de agentes con vehículos y un helicóptero militar para buscar a los migrantes, que habían sido secuestrados el lunes cuando el camión en el que viajaban se detuvo a cargar gasolina al norte de Matehuala, San Luis Potosí.

La noticia del secuestro se supo el martes, cuando nueve migrantes que viajaban en el camión y lograron escapar de sus captores y alertaron a las autoridades de que habían secuestrado a sus compañeros. El vehículo fue encontrado abandonado y sin pasajeros en la comunidad Los Medina, en Nuevo León.

Al día siguiente fueron hallados otros seis individuos caminando por la carretera y el jueves por la madrugada con ayuda de sus testimonios las autoridades logaron localizar a los 34 migrantes restantes en varias casas de seguridad, explicó Sandoval.

En un inicio las autoridades de Nuevo León reportaron que viajaban 50 migrantes a bordo del autobús, pero el general precisó este jueves que en total había 49 personas, sin contar a los dos conductores.

“Todos fueron trasladados a la delegación del Instituto Nacional de Migración (INM) en San Luis Potosí. Estos migrantes, los 49 migrantes, son 23 hombres, 15 mujeres, seis niños y cinco niñas”, detalló Sandoval. “Las nacionalidades son siete de Venezuela, 19 de Honduras, dos de Brasil, uno de Cuba, 14 de Haití y seis de El Salvador”, añadió.

Previous Article

Migrantes varados y engañados: así sigue la crisis en la frontera sur de México

Next Article

Más de 61 mil guatemaltecos fueron retornados bajo el Título 42

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *